Dead Drops, compartir archivos de forma anónima

 

 

“¡Dejá tus archivos en cemento! ‘Dead Drops’ es una red para compartir archivos de manera anónima y offline en espacios públicos.” Así como lo dice la presentación de su página oficial, Dead Drops invita a intercambiar archivos de una manera diferente. Esta “red offline” está insertada en paredes o distintos lugares de acceso público con el objetivp de que cualquiera se acerque y comparta sus cosas, además de conocer lo compartido por otros.

Esta es la idea de Aram Barthol, un artista alemán que quiso incursionar en algo poco explorado: el intercambio anónimo de archivos digitales. Las memorias USB se encuentran empotradas en edificios, esquinas y paredes accesibles a cualquiera. Todos están invitados a copiar sus cosas a Dead Drop, insertando su computadora o dispositivo.

El primer Dead Drop fue instalado en Nueva York en 2010, y desde entonces varios fueron distribuidos por el mundo. Como cuenta en el sitio explicativo, el Dead Drop se coloca vacío con excepción de un archivo de texto llamado Léeme, con las instrucciones.

Acá, un explicativo de cómo instalar un Dead Drop: