Auténtico y versátil, Iggy Pop rockeó en el BUE

JLG_1275

Pasión, frescura y versatilidad. Iggy Pop cerró la primer noche del festival Bue con un show compacto, progresivo y demoledor.

Con su aura de rockstar indomable, la iguana del rock bailó desenfrenadamente bajo una enorme luna llena frente a 30 mil personas. En cuero, usando un jean ajustado, un cinturón brillante y su llamativa melena rubia de dios todo podeoroso, incentivó a la audiencia al descontrol desde el principio con “I Wanna Be Your Dog”, “The Passenger” y “Lust For Life”.

A pesar de los años y las arrugas, Iggy está en perfectas condiciones. Su voz sigue intacta y su estado físico es envidiable. A los 69 años, se movió como un reptil suelto en la naturaleza salvaje: corrió por todo el escenario, revoleó el micrófono e incluso se bajó de un salto para acercarse a saludar a los que estaban en la valla rogando que no llueva luego de que cayeran unas gotas en el predio de Tecnópolis.

El rey de los excesos, subió la apuesta en “Repo Man” cuando invitó a algunos chicos a subirse al escenario. “Ey, security guys, déjenlos venir”. Lo que el artista no se imaginó es que otros 20 fanáticos lograron escabullirse del personal de seguridad. ¿El resultado? una verdadera fiesta liderada por Iggy “la bestia” Pop hasta que a la mitad de “Search and Destroy”, el clásico de los Stooges, lograron bajarlos.

De su nuevo álbum “Post Pop Depression” editado este año,  Iggy eligió presentar en vivo solo “Gardenia”, bien recibido por el público que durante todo el recital armaron feroces rondas de pogo propulsados por los enérgicos riffs del guitarrista Kevin Armstrong, escoltado por la robusta batería de Mat Hector, sobretodo en “Sixteen”, “Five Foot One”, “Skull Ring” y “1969”

Como advierte en “Real Wild Child (Wild One)” del álbum “Blah Blah Blah” (1986), Iggy es un chico salvaje, un auténtico pionero del punk-rock que las décadas ni los excesos pudieron corromper ni apaciguar. El final de la primer noche del festival BUE llegó con unas intensas versiones de  “Down on the Street”, “Loose”, “Raw Power”, “No Fun” y “Candy” que dejaron en claro que Iggy es eterno.

 

por Yamila Pagani

 

Fotos José Luis García

JLG_0985   JLG_1054 JLG_1137  JLG_1222  JLG_1275  JLG_1009