Hot! The 1975 hizo bailar al público del Lollapalooza con un estilo muy personal

A las 18:30 en punto empezaron a sonar los primeros acordes de “Love Me” en el Mainstage 2. El público corrió para no perderse ni un segundo de The 1975, la banda de Manchester, Reino Unido que fue muy aclamada luego de su sideshow el pasado 29 de marzo en el Teatro Vorterix. Con un saco azul, una polera, pantalones de terciopelo y una gran cantidad de accesorios, Matthew Healy – cantante y guitarrista – empezó el recital con un tema de su segundo álbum I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful Yet So Unaware of It. 

Sonaron “Ugh!” y “Heart Out” antes de que el cantante le dedicara las primeras palabras a su público argentino: Muchas gracias por venir a vernos. Y la banda compuesta por Healy, Adam Hann (guitarra), George Daniel (batería, coros) y Ross MacDonald (bajo) tranquilizó la energía del ambiente con una canción de amor llamada “Change of Heart”.

“Loving Someone” fue acompañada de varias banderas de la comunidad LGBT, una tradición que iniciaron luego de su concierto en Charlottesville donde le dedicaron públicamente ese tema a la comunidad. “She’s American” marcó el reinicio de la fiesta. Luego de un pequeño cambio de ropa – se sacó la polera y se puso una camisa blanca que dejaba a la vista su tatuaje en el pecho – Matthew Healy agradeció nuevamente y dio pie a uno de sus máximos éxitos: “Somebody Else”. En ese momento, la excitación de la gente se vio acompañada de los carteles de TEMAZO que invadieron la multitud.

“Girls” y “Sex” – dos de los temas más importantes de su primer disco homónimo lanzado en 2013 – fueron una celebración masiva. Lo siguieron “I believe in You”, una canción dedicada a Dios (en palabras de Healy) y “Chocolate”, otro de sus grandes éxitos. Pero su elección del final fue épica. “The Sound” explotó, con el total del público saltando a las órdenes del cantante, y repitiendo las letras de uno de sus temas más famosos que llegó a ser #1 en el Billboard en Estados Unidos e Inglaterra. Las pocas palabras de Healy dejaron a un público ansioso por mucho más.

De Belén R. Traverso/ Fotos: José Luis García.