Hot! Duran Duran, a pura vigencia y nostalgia en el Lollapalooza

El Main Stage 2 del Lollapalooza Argentina 2017 fue testigo de un viaje en el tiempo realizado por Duran Duran, la mítica banda ochentosa pop que explotó como pocas las bondades del videoclip.

Minutos después de las 18, la última banda en pie, como definió Billboard hace algunos años, salió a escena para reencontrarse por cuarta vez con el público argentino en una tarde dominada por clásicos.

Con Simon Le Bon como máximo estandarte, los británicos iniciaron el revival ochentoso con “The wild boys”, una perlita sin fecha de vencimiento incluida en el álbum “Arena”, de 1984. Luego fue el turno de “Hungry like the wolf”, otra canción de esas que peinan canas.

Ropas coloridas, sintetizadores implacables y escenografía estruendosa. Con esa receta, Duran Duran apeló a la nostalgia para construir uno de los mejores shows jamás vistos en el Hipódromo de San Isidro.

La calidad sonora de la banda, que tocó por algo más de una hora, fue constante. Sin embargo, Le Bon es, fue y será el alma del grupo: a los 58 años cantó igual (o mejor) que en 1993, cuando llegó por primera vez a nuestro país con excursiones a “Jugate conmigo” y “Ritmo de la noche”.

Puede sonar antipático no hacer mención a la otra leyenda, Nick Rhodes. La bestia del teclado también estuvo a tono con la fiesta, aunque el aura de Simon, por momentos, lo opaca todo. Un escalón más abajo, las coristas morenas que encandilaron con voz y presencia.

El gran acierto del setlist estuvo en apostar por los temas más conocidos, como “Ordinary world”, “Notorious”, “Pressure off” y “A View to a kill”, con la clásica intro de James Bond. 

En un festival tan diverso, la propuesta de Duran Duran significó un doble golpe de nocaut: los de más de 35 revivieron viejas épocas; los más jóvenes entendieron el real calibre de la banda que tuvo como fanática número uno a Lady Di.

Para el final no podían despedirse sin tocar “Sunrise”, canción que valió un glorioso regreso en 2004 y“Save a prayer” y “Rio”, los dos ases matadores del mejor show del segundo día. Y sin nos apuran un poco… De todos los Lolla sucedidos en suelo argentino.

Por Gonzalo Lettieri
Fptos: Ornella Capone